Los Ruvitijeras

En mi cosmos ideal a nadie le falta un trozo de pan.

Cuando estás en apuros, puedes utilizar el comodín de la llamada.

Al parchís se permite hacer alguna trampa.

Para conocer el estado de la naturaleza, se habla con las montañas.

Las galletas se mojan en la leche de dos en dos.

El odio no es bienvenido y le hacemos la burla.

Con un puñado de fresas y unas risas, se cura el mal humor.

En mi mundo ideal, vamos en bici hasta la Luna y todas las mañanas al poner un pie en la calle suena “People Have The Power” porque somos las personas, las que tenemos el poder de cambiar las cosas.

Los Ruvitijeras

En mi cosmos ideal a nadie le falta un trozo de pan.


Cuando estás en apuros, puedes utilizar el comodín de la llamada.


Al parchís se permite hacer alguna trampa.

Para conocer el estado de la naturaleza, se habla con las montañas.

Las galletas se mojan en la leche de dos en dos.

 

El odio no es bienvenido y le hacemos la burla.

Con un puñado de fresas y unas risas, se cura el mal humor.

En mi mundo ideal, vamos en bici hasta la Luna y todas las mañanas al poner un pie en la calle suena “People Have The Power” porque somos las personas, las que tenemos el poder de cambiar las cosas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad